Los hijos del pequeño Nicolas

 

 

 

 

pexels-photo-267885.jpeg

 

 

 

A quien tiene padrino le bautizan.

Dicen los anglosajones que no es lo que conoces sino a quien conoces pero nosotros más directamente decimos lo del bautizo. Hemos podido constatar que en todo el arco político  son más importantes los contactos que los conocimientos y no  hay problema en engordar por las buenas o las  malas los perfiles de quien ya se ha decidido contratar.

Contaba en sus aventura de periodista juvenil Mark Twain cuando vio horrorizado que iban a ahorcar a unos presuntos malhechores sin  más miramientos que no podían ser condenado sin un juicio  justo y le contestaron que tenía razón: primero les juzgaremos y luego les ahorcaremos.

Pues aquí lo mismo. Como no se puede contratar a  alguien sin formación para puestos muy relevantes primero los contratan y luego los forman.

En este sentido, hemos visto una sociedad en la que el caso del pequeño Nicolas es una aberración en grado, por su exageración. Pero que perece producirse como un fenomeno generalizado en formas más o menos suaves.

 

Gol en propia meta.

El  Partido Popular ha demostrado una torpeza asombrosa al no ser consciente que los principales afectados por el escándalos son los que pagan cuantiosas matriculas para Master y no les regalan títulos prestigiosos por echar un par de tardes con los colegas.

Más claro: a quien más molesta esto es a las familias que normalmente  tienen como guía los valores que el PP dice defender.

Más claro todavía. Que esto ha sido una coz en la cara de sus votantes tradicionales y  Ciudadanos sin duda  les está muy agradecidos de cómo han llevado todo el asunto.

¿Qué le van a decir a sus hijos/as los votantes del PP?¿ Estudia y esfuerzate que ya vendrá alguien con credenciales inventadas que te pasará por delante?

 

No todos los casos son iguales.

Hemos visto casos que van de lo ridículo (ya me hubiera gustado que algún periodista  a Pablo Casado más detalles de su vuelo en avión a Aravaca), a lo patético llegando a lo…presuntamente… delictivo. Pero inflar en si el currículo no es un delito por sí  mismo.

Lo que es absurdo es inflar el currículo, cuando ya habéis conseguido el puesto. La gente normal lo infla antes. De ahí los conocimientos básicos de inglés, que en cualquier caso son los que este país necesita un presidente del gobierno.

Pero volviendo al delito por un momento….

 

250px-Las_mocedades_del_Cid

 

Defenderla y no enmendarla

La expresión viene recogida en “Las mocedades del Cid” y actualizada viene a decir:

 

Procure siempre acertarla

El honrado y principal

Y en acertándola mal

Defenderla y no enmendarla.

Toda la vorágine en torno a Cristina Cifuentes ha venido por ser la perfecta encarnación del  defenderla y no enmendarla.  Ya es triste que las palabras de una obra de 1615 usadas para describir el orgullo cerril de un viejo conde castellano sean  perfectamente adecuadas para una presidenta del siglo XXI

Pero lo peor no es eso.

 

Nosotros somos los perjudicados.

Estamos gobernados por gente que es demasiado perezosa para adquirir una formación adecuada para los puestos  que ocupa, demasiado orgullosa como para reconocer sus errores y demasiado torpe para mentir de manera convincente  al respecto.

Así nos va como país.

La pregunta que  nos hacemos todos: ¿En qué más mienten?

Y por eso la reflexión final sobre esto también procede del cid:

Hay que buen vasallo, si tuviera buen señor.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s