gustar a los demás y gustarse a si mismo.

charles M. Schütz el creador de Peanuts fue un hombre conocido como dibujante, especialmente por Snoopy, pero que cuando se ponía hablar decía muchas veces cosas  memorables y dignas de ser tenidas en cuenta. Una de mis favoritas era que uno no se debe preocupar por el día de mañana porque ya es mañana en Australia. Otra era su consejo a los aspirantes a artistas que por mala suerte o falta de talento o por lo que fuese no iban a abrirse camino (y reconozcamos que en cualquier campo las personas que se hacen conocidas son una mínima minoría): el trabajo es su propia recompensa.

Lo que viene a querer decir que hay dos motivos para hacer algo creativo (sea esto lo que sea): primero, que te paguen por ello, segundo que te guste hacerlo.

 

Y lo cierto es que te paguen por ello y creativo son dos conceptos que cada vez resultan más contrapuestos. Desde mi experiencia en la fotografía  puedo decir que las editoriales  y revistas siguen apreciando el trabajo creativo.  Por poner un ejemplo personal.

Hace algún tiempo hice un retrato a mi amigo Eduardo Vaquerizo.

Eduardo-Vaquerizo_copy_Arturo-Villarubia

 

Andando el tiempo, Eduardo, que es escritor, publicó una novela con una filial del grupo Random House que pidieron autorización para usar esta foto. Evidentemente  como se trataba de una foto que había hecho como favor a un amigo no tuve inconveniente. Pero me pareció curioso que trasladasen la carga de la promoción en el autor.

Exactamente el mismo caso me sucedió un poco después con mi amigo el músico Antonio Muñoz y su retrato publicado en la revista “Más Allá”.

sin-tc3adtulo3

 

Lo mismo me ha sucedido en algún cartel internacional  con una foto que luego resulto premiada( Pero sin acreditar .Not cool)

 

13166132_10154178220749439_2163617963376869194_n

En cualquier caso, lo que tienen en común es que ninguna de estas fotos tuvo una gran repercusión en redes sociales.  Más bien al contrario.

Trabajos personales, hechos con y para amigos, que al final han tenido un destino profesional.  Pero lo cierto es que la satisfacción que he obtenido de los mismos es ayudar a un amigo, que necesitaba un retrato, y hacer una foto chula.

Las fotos que tienen éxito en redes sociales son cada vez más iguales a sí mismas Y son cada vez más sota, caballo y rey. Fotos de pájaros. Como las que hace mi admirada Yuripa Fotos de paisajes (Siempre al amanecer y al atardecer, siempre sobresaturados), fotos de flores (como las que ya puestos hago yo), fotos de que mon@ soy…

Sería hipocrita negar que he sentido la tentación de hacer fotos para entrar dentro de estos patrones. A los seres humanos nos gusta gustar.

Y sin embargo me sucedió una cosa curiosa

sin título--2

Mi foto con mejor acogida en Instagram hasta la fecha ( ha sido esta imagen del gran Moises P. Sanchez en concierto.

No era tampoco a priori un trabajo previsible y sin embargo era una foto que a mí me gustaban. Tomada para mi propia satisfacción.

Asi que al menos en mi caso, se aplica aquello de que el primer  paso para gustar a los demás es gustarse a uno mismo.

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s