Vértigo: los maravillosos encuandres de Rodchenko

En fotografía, como en cualquier arte, la verdad es que ya está todo hecho pero también es verdad que todo está por hacer. Y se da la curiosa circunstancia de que lo que es de verdad moderno no deja de serlo nunca.

Buena prueba es el trabajo de Alexander Rodchenko.

Rodchenko no era exactamente un fotógrafo sino que era más bien un artista que gravitó hacia la fotografía, pasando  por la pintura, el collage y la escultura.

Su trabajo como fotógrafo se caracteriza por el uso de ángulos y encuadres inusitados. Su objetivo era arrancar la patina de la familiaridad al espectador para que mirase los sujetos de sus fotos con ojos nuevos y no “por el ojo de la cerradura” de la vida diaria.

063_voyager_feb_08
064_voyager_feb_08
066_voyager_feb_08
Hoy en día, sobran las fuentes que te dicen que hay un encuadre correcto y otro equivocado para cualquier tema.

Si observas el maravilloso trabajo de este artista aprenderás que hay encuadres que funcionan y otros que no.

Y eso es lo importante.

Anuncios

2 comentarios en “Vértigo: los maravillosos encuandres de Rodchenko

  1. Ayer me comentaba un amigo: tú y tus encuadres! Trabaja eso que es lo que más te falla!

    Y yo, que no me doy ni cuenta Arturo. Que veo determinadas cosas que me gustan y que no pienso maquinalmente si cumple o no cumple la norma… Sé que debo hacérmelo mirar. Pero también sé que, si funciona… Funciona.

    1. Estoy contigo. Si funciona, funciona.
      Tengo un par de fotos que rompen por completo lo que se supone que es un retrato normal, primerisimos planos. No sé si has visto el que le hice a Edu Vaquerizo. Es un primerisimo plano y fue el que la editorial le pidio permismo para utilizar en la franja interior de “Nos mienten”.
      A posteriori he tenido ocasion de analizar porque funciona: Edu es un gran escritor y no sé si mide los dos metros pero le debe faltar poco. Hablando con él , la mirada se te va a la sonrisa y a sus ojos chispeantes. El primerisimo plano reproducia mejor la experiencia de una charla de café con Edu. Pero en su momento, el encuadre fue totalmente intuitivo.
      Por supuesto que los experimentos no siempre funcionan pero el fracaso puede ser un buen maestro si le dejas.
      Y en todo caso como decia Cartier-Bresson: tus primeras diez mil fotos son las peores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s