En busca del ruido: algunas ideas fuera de lo establecido.

 victoria

No creo que exista otro criterio de validez en el arte que establecer, en la medida de lo posible, que los medios empleados transmiten de forma adecuada lo que el artista en cuestión pretendía transmitir.

Fuera de ello no creo que deban considerarse unos términos de correcto y equivocado de forma absoluta.

Tampoco creo que en términos artísticos una corriente artística invalide o convierta en erróneos a su opuesta.

¿Beatles o Rolling Stones? No hace falta elegir y la mayor parte de las personas no lo hacen.

Cualquier aficionado a la literatura puede disfrutar de la obra de Hemingway y de la Proust. Hacerlo o no es antes que nada una cuestión de gustos personales.

Por eso, como ya he comentado anteriormente, considero una fuente de inspiración los trabajos de la corriente pictorialista. Largamente denostados por no ser verdadera fotografía. Pero lo cierto que no creo que haya una verdadera fotografía o una verdadera literatura o una verdadera música más allá de las obras individuales. Como cantaba  Lennon ” Lo que quiera que te permita atravesar la noche…lo que sea… está bien”

Por otra parte llevaba algún tiempo dándole vueltas a la siguiente idea. Es corriente decir que  cuando sobra el color debemos ir al blanco y negro. ¿Pero y si lo que sobra es el detalle? ¿Si estamos más interesados en las atmosferas que en la nitidez? (En este sentido dejar constancia por mi admiración por el creador de la música de ambiente Brian Eno. Al igual que los pictorialistas no eran verdadero fotógrafos Eno no se considera a sí mismo músico. En todo caso las atmosferas evanescentes de los pictorialistas son para mi el complemento visual ideal para la musica de Eno)

Lo normal en estos casos es jugar con la profundidad de campo, con el Bokeh.

Pero el resultado seguía siendo para mi gusto demasiado perfecto.

En este momento empecé a interesarme por la estética japonesa. Y más en concreto por la idea de wabi sabi: nada es perfecto, nada está completo y nada está terminado.

El coctel se completa con mi gusto por las bandas de rock que utilizan guitarras distorsionadas como Sonic Youth o Jesus and Mary Chain.

Y está por supuesto mi admiracion por la gran Sarah Moon, cuyas delicadas atmosferas oniricas llevan fascinandome toda mi vida.

Que gusten o no no depende de mí ( aunque de momento la recepcion en redes sociales ha sido favorable) pero espero que al menos resulten interesantes.

waiting

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s