El primer paso para una buena composición: la regla de los tercios.

NO TENGO MUCHA SIMPATIA A LAS REGLAS EN EL ARTE. Y en el primer momento que te adentras en el mundo de la fotografía escuchas hasta la saciedad que tienes que colocar lo que quiera que sea que te interese en uno de los tercios de la imagen. Que debemos imaginar unas líneas dividiendo en tercios la imagen y colocar el punto de mayor interés en las mismas.Por regla general no se suele explicar ni dar ningún tipo de razonamiento al respecto.

Pero si analizamos la idea y vemos para que sirve podremos entender mucho mejor en que consiste y como utilizarla.   Veremos también que no es tanto una regla como una orientación o guía, como diría el Capitán Barbarrosa de “Piratas del Caribe”

El ejemplo que voy a utilizar no procede del mundo de la fotografía sino del mundo de la pintura y me refiero a la “La lección de Danza” del gran Degas.

Mucho antes de que existiese el fotoperiodismo Édgar Degas transmitía con sus pinturas temas urbanos y en su forma de organizar las imágenes podemos aprender mucho de cómo y porque nos podemos adentrar en este tipo de escenas.

Edgar_Germain_Hilaire_Degas_021

¿Cómo consigue Degas que nuestra mirada se dirija inmediatamente al profesor? Veamos la imagen dividida en tercios.

degas3

Lo primero en lo que nos fijamos es en la silueta de la bailarina que está de pie. Su vestido blanco y sus piernas nos llaman la atención pero sobre todo vemos su rostro y la expresión de los ojos.

Está situada en el tercio izquierdo de la imagen y recordemos que el orden al que estamos habituados es de izquierda a derecha. En cualquier caso nuestra vista se detiene en su rastro y notamos que observa algo con concentración.

degas11

Lo siguiente que nota la vista son las líneas del suelo y lógicamente seguimos la misma trayectoria.

degas21

Y nuestra vista termina por reposar sobre el maestro.

La diferencia con una composición más clásica es su dinamismo y que de alguna manera nos convierte en espectadores de la escena. Es como si estuviésemos en esa clase.

Hay temas y momentos que requieren y se benefician de una composición más clásica y reposada (hablando en claro con el sujeto centrado) pero este tipo de composición dinámica es eficaz en la mayoría de los casos y por lo tanto más recomendable.

No es por supuesto la única forma de componer una imagen (existe la proporción aurea) pero es sin duda interesante y si entendemos para que sirve podremos utilizarla mejor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s